Cómo no limpiarse los dientes

En estos artículos estamos repasando las mejores maneras para cuidar y limpiar nuestros dientes y mantener sanos estos y las encías. En cambio, ahora vamos a hablar sobre como no debemos limpiarnos los dientes. Hay una serie de costumbres y actitudes que se vienen arrastrando, muchas veces a consecuencia de una falta de información, por lo que puede resultar peligroso y contraproducente.

Una de las más nocivas se produce cuando hacemos una comida abundante en un restaurante o un bar. Después de comer se suele coger un palillo y comenzar a utilizarlo para eliminar los restos de comida entre los dientes. Está bien que hagamos esto, pero es mejor hacerlo con un trozo de seda dental. Los palillos pueden romper parte del esmalte dental y causar daños en este.

Además, son objetos con punta. Si se va esta punta puede causar una herida en la encía y producir un sangrado, que puede derivar en una molesta llaga e incluso provocar una infección si no se limpia bien. La boca es el paso de la comida y junto a esta entran en el organismo una gran cantidad de bacterias. Muchas de estas no suele representar ningún problema, pero ante la existencia de una herida, pueden causar molestias.

El palillo no es una buena manera de limpiarse los dientes tras una comida. Las cajitas con el hilo o la seda dental es pequeño y puede llevarse sin problemas en el bolsillo. Una rápida visita al baño del restaurante puede ser suficiente para utilizar la seda dental y evitar que los restos de comida se queden entre los dientes. Para acabar de eliminarlo, aunque no se tenga cepillo en ese momento.

Hay que tener cuidado y pensar que, aunque los dientes parecen fuertes y resistentes, son bastante frágiles y hay que limpiarlos y cuidarlos con mimo para evitar daño en ellos.

Leave a reply