Férula de descarga, una solución al bruxismo

El bruxismo es una enfermedad a causa de la que ambas partes de la mandíbula entran en contacto y se produce un roce entre los dientes superiores e inferiores, causando no solo un desgaste importante en la superficie de las piezas. Esta tensión en los músculos de la mandíbula causan además otros problemas como dolores en la misma e incluso migrañas, por lo que estamos no solo ante un problema de los dientes, sino también de salud general

La férula de descarga es una manera práctica y sencilla que puede evitar el bruxismo durante las noches, evitando todos los problemas que causa esta anomalía. La férula de descarga se fabrica de forma personalizada, con la forma de los dientes del paciente, para se ajuste de manera perfecta a la forma de los mismos y su eficiencia sea total.

La férula de descarga sirve para evitar los problemas que causa el bruxismo

Con la férula de descarga se evita que los dientes superiores e inferiores entren en contacto y se produzca un desgaste y se eviten daños. Pero además, permite que los músculos pierdan la costumbre de realizar esa presión y se relajen. Pero la férula se ha de controlar bien por parte del dentista para que se ajuste perfectamente y no cause problemas ni heridas en las encías.

Una vez bien ajustada, se puede llevar perfectamente y aunque los primeros días puede causar pequeños problemas como una excesiva salivación, pero en poco tiempo queda perfectamente ajustada. Para su mantenimiento, hay que lavarla antes de colocarla, para evitar bacterias y que no cause más problemas. Una vez retirada, hay que lavarla con agua y pasta de dientes, para evitar que acumule suciedad y pueda llegar a oler mal.

Además, cada dos semanas se ha de utilizar una pastilla de limpieza de prótesis dentales removibles disuelta en agua, para eliminar todas las bacterias que puedan acumularse en ella. Después de hacerlo, hay que lavarla bien antes de utilizarla de nuevo.

Si por algún motivo se ha de dejar de utilizar durante varios días, puede ser que cause algún pequeño problema o dolor al volver a usarse. Es conveniente que el dentista la revise cada cierto tiempo para comprobar que está en buen estado y que no tenga daños que pueda hacer que no sea todo lo efectivo que debería.

Leave a reply