Te ofrecemos la solución para tus nervios en el dentista: la sedación consciente

Cuando una persona acude a su cita con el dentista, hay quien se pone excesivamente nervioso. Sabemos que no hay motivos para ello, pero a veces el temor es algo involuntario y aparece sin más. Por eso, a veces este irracional miedo hace que la revisión anual o cualquier otro tipo de motivo que cause esta visita cree un estado de nervios que puede molestar al paciente y hacer que el trabajo del profesional sea menos completo.

Así que hay que evitar que los nervios aparezcan y se tenga toda la tranquilidad necesaria para que la visita transcurra con normalidad. En los Centros Dentalplus existe la posibilidad de disfrutar de la sedación consciente, una técnica que permite que los pacientes se relajen y puedan tener la necesaria tranquilidad para que la visita transcurra con normalidad.

La sedación consciente no deja dormido al paciente y permite tranquilizarle sin que pierda a consciencia

La sedación consciente puede aplicarse de dos maneras diferentes en la consulta del dentista. Una de ellas es el inhalador, que se aplica durante la visita. El gas que se inhala es el oxido nitroso, que se conoce también con el coloquial nombre de «gas de la risa». Su efecto es incuo para la salud y permite que haya una relajación muy adecuada para que la visita se produzca de manera adecuada.

El profesional está formado en la aplicación de este gas, con una titulación homologada y que permite que la aplicación se realice de manera adecuada y sin riesgo. Con la inhalación del óxido nitroso se produce una relajación muy intensa, aunque no se produce la pérdida de consciencia y una alteración de los sentidos. Así, el paciente estará consciente y podrá participar en la consulta, pero sin nervios y con una relajación que evitará que los nervios hagan acto de presencia.

Leave a reply