Tipos de cepillos de dientes

Hemos incidido mucho en la importancia del cepillado de los dientes en los anteriores artículos. Sabemos que es importante que se realice un cepillado tras cada comida y lo ideal es que sean tres los cepillados al día. Pero, ¿qué cepillo es el ideal para cada tipo de boca y dientes?

Hay una gran variedad de cepillos, que cuentan con sus propias características y que pueden estar indicados en determinados casos. Aunque los especialistas no se ponen de acuerdo en la efectividad de cada uno de ellos, sí que existe un cierto consenso en que alguna de sus características pueden resultar interesantes para tratar encías con mayor o menor sensibilidad.

Aunque se trate de un cepillo manual o de uno eléctrico, las cerdas presentan diferencias que pueden resultar importantes para obtener una correcta higiene dental. Veamos cuáles son esas diferencias.

Cepillo de cerda dura: Las cerdas son las más rígidas y se recomiendan para las personas que tienen una salud bucodental perfecta y las encías son fuertes y sanas. Aún así, se aconseja no utlizar el cepillo de manera muy contundente, ya que puede dañarlas y provocar algún sangrado.

Cepillo de cerda media: Son algo más suaves y evitan que haya un roce excesivo que puedan dañar las encias.

Cepillo de cerda suave: Si el usuario tiene una enfermedad en las encías, como gingivitis, puede necesitar un cepillo con las cerdas suaves, que no ejercen tanta presión y que evitan hacer daño a esta delicada zona.

Además, existen otros tipos de cepillos especiales, que están recomendados para su uso en situaciones delicadas y para un sector concreto de usuarios.

El primero de ellos es el cepillo infantil, que está indicado para los niños, ya que su tamaño y la dureza de las cerdas está adaptado para su boca.

Si ha habido una cirugía en la boca, se puede utilizar un tipo de cepillo específico que evita hacer demasiada presión y no resulta dañino para el usuario. Una vez recuperado, es mejor volver al cepillo que se utilizaba anterioremente, o en su caso, al recomendado por el profesional.

Por último, encontramos el cepillo interproximal, que se utiliza para eliminar la suciedad y restos de comida entre los dientes. De estos existen también varios tamaños y se ha de utilizar el adecuado.

Sea cual sea la opción, siempre hay un cepillo listo para cumplir con su cometido y hay que recordar que unos dientes limpios y unas encías sanas pueden ser muy importantes para el día a día.

Leave a reply